Gimnasio mental para músicos: la concentración


La concentración es la capacidad que tenemos para mantener nuestra atención fijada en el punto en el que deseamos. Controlar tu atención y conseguir fijar tu mente en la tarea que tienes entre manos y evitar distracciones es una habilidad fundamental que te reportará los siguientes beneficios a nivel  musical:



Mayor aprovechamiento del tiempo de estudio y práctica musical (mejores resultados en menos tiempo)
Minimizar los errores durante la interpretación musical
Mayor disfrute durante la interpretación musical


Te propongo un pequeño programa de entrenamiento de la atención. Ya sabes, si eres constante, conseguirás también dominar esta habilidad. Ten paciencia. Sobre todo si eres una “mente inquieta” puede que al principio te resulte un poco difícil. Pero con práctica lo conseguirás.

Coge un metrónomo y vete a algún lugar en el que estés tranquilo. Un sitio con poco ruido en el que sepas que nadie te va a molestar. Pon el metrónomo en marcha y cierra los ojos. Intenta, durante medio minuto, pensar solamente en el sonido del metrónomo. No permitas ningún otro pensamiento. Si te distraes mínimamente vuelve a empezar. Si te resulta imposible al principio, no desesperes. La práctica lo es todo. Lo conseguirás.

¿Lo has conseguido? ¿Puedes hacerlo durante un minuto? ¿Durante dos? ¿Cuál es tu límite?

Una vez que tengas dominado el ejercicio intenta hacerlo en diferentes situaciones. Concentrarte en una situación tan “ideal”, sin ruido, con los ojos cerrados… es relativamente sencillo. Pero estas condiciones no suelen darse en la vida real.

Primero puedes intentar hacer el mismo ejercicio pero con los ojos abiertos. Tendrás más estímulos con los que distraerte simplemente con abrir los ojos. Sigue concentrado/a en el sonido del metrónomo.

Luego puedes ir a un lugar en el que haya más ruido, o simplemente encender la tele o la radio mientras haces el ejercicio. Primero en un volumen bajo, luego vete subiendo el volumen. Es cada vez más difícil ¿verdad? Pero con unos días de entrenamiento conseguirás dominarlo. 

Poco a poco, irás notando cómo estos ejercicios de concentración dan resultados, haciendo que tus horas de práctica y estudio sean más provechosas, que tus interpretaciones sean más precisas y sobre todo que disfrutes del tiempo dedicado a la música. 

Al fin y al cabo, de eso se trata... de disfrutar.


Fuentes: www.freedigitalphotos.net (imagen por suphakit73)

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.